lunes, 28 de febrero de 2011

El maldito espíritu de la escalera.

Pueden llamarme cazador de curiosidades, de hecho me encantaria que me llamaran asi. En vistas de hacerma merecedor de tal epíteto hoy le doy caza al espíritu de la escalera.Y no creo necesitar la ayuda de los cazafantasmas.

Hace un tiempo me uni a un grupo de Facebook llamado "Encontrar la respuesta ingeniosa al día siguiente es una victoria agridulce". Este contenía como información complementaria la tristemente real frase : "Durante la discusión de ayer debí parecer lerdo, pero hoy te hubiera machacado con mi ingenio". Forma parte de la historia de mi vida ¡Pero no soy el único!

Resulta que el otro dia buscaba algo acerca de los deja vu para un post y encontré que hay descritas por la tradición otras sensaciones similares. La menos similar de todas es L'esprit de l'escalier, y siendo franco no hacer referencia a ningún espiritu. Es de la época en que ingenio se denominaba en frances espirit de alli que hablaban del ingenio de la escalera. 

Esta frase fue acuñada por el enciclopedista francés Denis Diderot y hace referencia a que el insulto o la réplica ingeniosa llega demasiado tarde a la mente del orador ya derrotado, cuando este está bajando la escalera de la tribuna y ha perdido la oportunidad de lanzarlo. Este fenómeno viene usualmente acompañado de una sensación de pesar y arrepentimiento, una "consciencia intranquila". Esta sensación de frustración por la  ausencia de respuesta que nos tranforma en la víctima es tambien usada en psicologia como "síndrome de l'escalier".
Jean-Jacques Rousseau, que se reconoce como angustiado por el punto más alto en el espíritu de las escaleras, se extiende largamente en sus Confesiones sobre todas las meteduras de pata, que cometió en sociedad, y que en gran medida ayudaron a que se convirtiera en un misántropo. Dijo sobre sí mismo que se iba a hacer «una agradable conversación por correo»

domingo, 27 de febrero de 2011

Mis impresiones acerca de "Cerebro" de Robin Cook.

Un inteligente médico radiólogo de un hospital universitario descubre que algo raro está sucediendo con unas pacientes. Desde alli nos metemos en un mundo de intrigas, ciencia ficción y debates éticos muy bien llevados. El gobierno de los Estados Unidos y científicos sin escrúpulos son algunos de los condimentos de este thriller que bien podria ser llevado al cine con exito.


El libro del que hablo es "Cerebro" de Robin Cook. El autor es médico y ha escrito un buen número de bestsellers basados en intrigas del mundo de la medicina. Con ello nos sugiere que si ha encontrado la receta de los bestsellers, como afirma. Personajes atractivos e inteligentes magnificamente retratados son parte de esta obra, asi como intrigas y vueltas repentinas de la trama más que nada en el final. Me recuerda a Michael Crichton, escritor estrechamente relacionado con Cook (llevó al cine su primer best seller "Coma").

Si bien es un texto de 1981 solo noté  como extraños la falta de algunos avances médicos y algunas técnicas que ya no se usan, fuera de eso es una historia completamente vigente a pesar que intenta conciliar a la medicina y a la informática desde una época en la que Steve Jobs todavia no habia creado sus Apple y no existían computadoras personales. Destaco la excelente ambientación en el mundo de la medicina: el autor planta reflexiones e ideas en el personaje central, el Dr. Martin Philips, que lo hacen totalmente creible (al menos para mi). Este es humano, ignora cosas, las busca, se equivoca, pero enarbola como estandarte su moral a pesar de que está en un mundillo de egos, perversiones y jugadas sucias. A veces uno se siente así en el hospital.

Cook sabe muy bien de lo que escribe. Como dije, Philips no es perfecto. Por ejemplo, es ocasiones se olvida del lado humano de sus pacientes y espera que estos se adapten a sus hipótesis. Describes muy bien la sensación cruzada de un diagnóstico ominoso pero dificil, no niega el momento egoista en el que Philips se siente bien tras haber dado con la respuesta, aun si esta no es la más esperanzadora para el paciente con los remordimientos que genera.



A mi me trajo a la mente, sobretodo en la reflexión final del autor, el tema de la bioética que traté el pasado año en clases (que es el tema mismo del libro: la ética de la experimentación con humanos). Esta -surge de la idea de que si bien la ciencia avanza enormemente hay problemas humanos devastadores como el hambre, el sida, el cancer, etc. Negros enemigos del hombre, esos Morgoths nos atacan mientras gobiernos gastan millones en misiles, armas y otras cosas nefastas.

¿Sabian que se inició un experimento con la sífilis en una comunidad marginal de afroamericanos y que ese experimento no se paró cuando se encontró la cura a la enfermedad solo para que los investigadores describieran mejor sus ya conocidos efectos? ¿Recuerdan la historia de Semmelweis? ¿Sabian que se inyectaron células cancerosas en ancianos para ver si se podía "contagiar" el cáncer? ¿Sabían que se engañó a padres incautos de niños con discapacidades para que se les hiciera un experimente como condición para ser aceptados en una institución mental pública de dificil ingreso, y que ese experimento era inyectar el virus de la hepatitis? ¿Sabían que se dan a probar drogas nuevas a quienes llegan a la emergencia con dudosos consentimientos informados tras dudosas explicaciones? Y no son nazis, esos fueron de los primeros signos de alarma para que este horror pare. Dudosos (nulos) aportes a la ciencia coronan estas tareas. Claro que no todas las investigaciones son ni fueron asi...Creo que hemos avanzado bastante como para que estos casos sean tristes historias, pero que su recuerdo no quede en el pasado y sea la mano quemada que de el aprendizaje a la humanidad.

Por mi parte, he disfrutado de un excepcional thriller, con algun pase monótono, es cierto, pero no menos interesante. Es que el tema se presta y sobretodo a mi que pretendo dedicarme a esto y que hasta un poco he aprendido de algún realista diálogo de hospital. Mañana de mañana (dentro de pocas horas) iré a la biblioteca en busca de Médico Interno, o Coma, otras novelas del autor que se acaba de instaurar en mi lista de favoritos.

Sepan que me fascina el cerebro humano, tengo post al respecto, por ello no pude dejar pasar este libto. Los dejo con parte de la reflexión final:
El escenario donde se realiza la unión entre la medicina y la física es la neurociencia, con el cerebro humano -considerado por muchos como la creación más misteriosa y amenazadora del universo- como principal actor. Las cuestiones éticas y morales referentes a la experimentación con seres humanos deben resolverse antes...
...antes de que la ficción y la fantasía se conviertan en hechos. Robin Cook DOCTOR EN MEDICINA.

jueves, 24 de febrero de 2011

Terminar un libro.

Podría escribir una de mis largas peroratas para describir lo que siento en un momento así pero tendría poco sentido: hoy opto por la simpleza y la brevedad. Siento que no tengo la habilidad literaria para transmitir las sensaciones que me embargan cuando termino un libro, pero eso no evitará que lo intente.

Terminar un libro es un pequeño duelo cotidiano. Si bien no implica necesariamente dolor, suele ser un hecho emotivo que termina por ser  parte recurrente de la vida de un lector empedernido. Es el duelo de pasar de un mundo ideal a otro real en menos de un instante. Porque hay ocasiones en las que vemos venir el final, otras en que la encuaderación nos engaña y nos cae en forma repentina. Sea como sea implica muchas cosas: despedirse de los personajes,del ambiente, de la trama y volver a nuestras vidas. 

No se si  hay relación precisa entre la longitud del texto y la sensación de pérdida que me genera. Parece lógico pensar que nos duele mas separarnos de un libro que nos  ha acompañado por más tiempo, pero ignoro si la lógica tiene influencia en este mundo en el que hay pequeños grandes libros. Eso si, puedo asegurar que dura es la separación cuando sabemos que culminamos la obra de un escritor fallecido, o la saga de un personaje. Nunca olvidare el dia que termine de leer el señor de los anillos y supe que no quedaba mas mundo de Tolkien para seguir recorriendo,  y acabo de terminar con Sherlock Holmes.

El final a veces nos deja desencajados, otras simplemente reflexivos, pero siempre es como ir al cine: a la salida uno se siente extraño. cuesta reacomodarse. Pasado el momentito de duelo emerge la enseñanza o el efecto de la historia que hemos leído ¡Qué grandes sensaciones se pueden generar en este momento! Es un gran estimulo para el intelecto. Recuerdo  haber continuado la historia en mi mente, haberme entristecido por el destino de mi héroe y otras veces enfurecerme con el escritor por no revelarme sus designios... Pero lo que más rescato es una leve sensación de plenitud, más  gratificante que la que cualquier placer mundano que quien suscribe haya conocido nos pueda regalar... 



miércoles, 23 de febrero de 2011

El curioso caso de Phineas Gage

El desdichado Phineas P.  Gage (1823-1860) para la posteridad en este daguerrotipo tomado en el circo donde trabajó, fue reconocido en 2010.
¿A qué les suena el nombre de Phineas? A mi me sonaba a un ingles del siglo pasado o a un ex director de Hogwarts en Harry Potter, pero desde que lo lei en un libro de neurobiologia también me suena a Phineas Gage. Desdichado y estudiado Phineas Gage, cuyo accidente contribuyó a echar luz sobre el funcionamiento de nuestro cerebro.

Phineas Gage era un caballero norteamericano muy correcto y responsable. En su empleo como capataz de obras en ferroviarias se lo consideraba un hombre eficiente y capaz. Quiso la mala fortuna que un dia sufriera un accidente, más concretamente una explosión que hizo que una barra metálica saliera disparada penetrando por la cavidad ocular de Phineas y saliendo por la parte superior del cráneo. Curiosamente Gage no murió en ese lugar. Tras correr a auxiliarle pudieron ver que vivia y que tras unos instantes volvia a hablar. Fue llevado al medico y este pudo ver con sorpresa que el paciente viviria.
Gage sobrevivió a la herida y fue dado de alta a los dos meses pudiendo andar y expresarse normalmente. El único problema era que "Gage no era Gage". Aquel hombre trabajador y responsable se volvió irregular, blasfemo y violento. Fue incapaz de mantener un trabajo, su conducta o le acarreaba conflictos o bien abandonaba sin más. Se volvió violento en su casa, su mujer lo dejó. Por mucho tiempo tarabajó en un circo como fenómeno. Llego a vivir a Chile, pero al final sintió que su salud se deterioraba y volvió a su casa para morir tristemente a los 38 años de edad producto de crisis epilépticas que sufria

Segun Harlow, el medico de pueblo que lo atendio: "El equilibrio o balance entre su facultad intelectual y sus propensiones animales se había destruido". Phineas vivia haciendo planes y los abandonaba antes de prepararlos, se volvia obstinado cuando le llevaban la contraria y siempre encontraba "algo que no le convenia". El ejemplo de Gage es una de las primeras pruebas de que las lesiones de lobulos frontales (estructuras dañadas en el caso) pueden alterar aspectos de la personalidad, la emoción y la interacción social. Estos eran considerados silentes. También es un caso clave para comprender las funciones ejecutivas que nos permiten dirigir nuestra conducta hacia un fin e incluyen la capacidad para planificar, llevar a cabo y corregir nuestra conducta. Segun Antonio Damasio (neurólogo que ha estudiado el caso) fue el primer estudio de la base biológica del comportamiento; basado en Gage y otros casos propone la "Teoria del Marcador Somático" que relaciona los lobulos frontales con las emociones y la toma de decisiones..

Hoy en dia se conserva el craneo de Gage, ha servido para que Hanna Damasio (mujer del anterior) hiciera una simulación de computadora para definir mejor el area que afectó la barra.






martes, 22 de febrero de 2011

Déjà vu. (intento de cuento de misterio)


Era una calurosa tarde de noviembre en las viejas salas de disección del subsuelo de la Facultad. Mientras trataba de concentrarme en mi tarea no pude evitar enjugarme el sudor de la frente con el codo que constituia el unico espacio de piel desnuda disponible entre los guantes y mi tunica arremangada. El penetrante aroma del producto quimico que impregnaba el aire se habia desvanecido hasta hacerse tolerable, o bien ya me habia acostumbrado a ello; a diferencia de la fuerte irritación en los ojos que producia. Continue hurgando con celo profesional en el interior del cadaver: por algun motivo esa maldita vena no aparecia donde deberia estar. No es demasiado inusual para un anatomista novato perderse en los confines de nuestro organismo. Sobretodo porque el mapa no es exacto al cien por ciento (dado los individuos varian bastante) y fue trazado por algunos franceses del siglo pasado.

 Me hallaba en la dura tarea cuando reparé por enésima vez en el rostro inanimado del cadaver. En esa mirada vacia enmarcada en un rostro que apenas parecia humano, como una mala máscara de lo que un tiempo fue un rostro de una persona. Hecha de algún extraño material acartonado humedo y frio parecia un grosero remedo de lo que otrora fue piel  rosagante viva, ahora muerta y parduzca, de un color cuasi indescriptible. Triste y noble destino de un organismo terminar revelando los secretos de su propia constitución y que ello termine en su destrucción. Me preguntaba acerca de la existencia de esta persona, acerca de si con estos mismos brazos habia abrazado o si con esos ojos habria contemplado el firmamento que comenzaba a aparecer por la ventana. Me intrigaba conocer el sonido de aquella voz, el tenor de su caracter, y del simple hecho de saber si nos habriamos cruzado alguna vez en otros tiempos más dichosos en los que este futuro pareceria un simple cuento macabro.

Sumido en esas reflexiones estaba cuando un murmullo en la sala me hizo volver. Mi mente sobresaltada comenzó a trabajar de apuro. Corrí con tanta suerte que encontré en seguida la dichosa vena a la cual segui hasta su desembocadura para cerciorarme de su identidad. Sin levantar la mirada supe con exactitud lo que ocurria en la sala: un sentimiento que solo podria describirse como semejante al Déjà vu me hizo caer en cuenta de profesores avanzaban hacia mi mesa. Vi esta escena en blanco y negro; el protagonista no era yo pero se encontraba en identica situación. Las ropas parecian antiguas asi que intui que era una escena de principios de siglo: un profesor de rostro severo se dirigia implacable hacia una mesa seguido por un sequito de asistentes entre los que se destacaba uno con un enorme cuchillo de mango decorado. Azorado por lo inusual de la sensación cai en la cuenta de que el lugar era el mismo y de que los sujetos deberian encontrarse ya muy cerca mio. Volvi en mi y vi a mis espaldas un rostro barbudo y severo: El Profesor habia llegado. 



-Veo que ha hecho un buen trabajo, jovencito- dijo con pedanteria el Profesor Aldous Korigniac al observar mi región recien disecada  Los nervios que me dominaron fueron rápidamente sustituidos por el asombro. El viejo le hizo una seña a su acompañante: un hombre joven de expresion amable, un palido y callado ayudante de catedra al que nunca habia visto y en cuya tunica podia leerse el nombre Martin Dolmás. Este sacó de una vaina una larga y afilada cuchilla tramontina con la cual, y de un solo corte, arrancó de forma asombrosamente limpia cada uno de los miembros del cadaver. Recién alli reparé que traian tras ellos una vieja camilla cubierta de herrumbre repleta de brazos y piernas cadavericos cuyo color se parecia al de la camilla que los sostenia. Era el material para los parciales, los cadaveres de la sala definitivamente parecieron menos humanos desde ese dia.

 Mientras disfrutaba del asombro de mi expresión el viejo me excrutaba con su mirada altanera y acariciaba su bigote con recelo. Reconocí la actitud al instante. "No te metas entre un  Nazgul y su presa" solia bromear cuando veia al viejo en su conocida y temida pose de carroña, pero esta vez era feo ser la presa.

-Digame -continuó, no sin cierta sorna- ¿como me describiría la región inguinocrural?.

Tal fue el terror en que me habia sumido la aparición tan repentina y del acto que le siguió (como si el viejo deiablo necesitase el elemento sorpresa para cohibir a un alumno) que me quedé mudo. El Señor Profesor, como se hacia llamar, sonreia satisfecho: preguntar una región que se habia estudiado hacía más de un mes era su arma favorita (dificil y completamente legal). Sentía la rabia y la frustración crecer en mi: habia repasado hace tan poco tiempo el tema que deberia estar claro en mi mente, sin embargo por esos curiosos azares de la memoria no podia recordar palabra alguna. En mi nerviosismo alcancé a ver la mirada apremiante del acompañante el pálido asistente. Este parecia mirarme a mi y al cadaver en forma alternante. Seguí su mirada desesperado y vi que se dirigia hasta la misma zona inguinocrural entonces la sensación se repitió. -Déjà vu -pensé-. En forma repentina la escena volvia a ser en blanco y negro, esta vez era un lugar diferente en un tiempo aun más remoto que el anterior. Un joven pálido y barbado repetia en voz alta una lesión frente a un pequeño auditorio mientras disecaba un cadaver: disecaba la región inguinocrural.

Sintiendo un subito alivio sali de mi ensimismamiento y comencé a hablar con la seguridad de quien está viendo un claro mapa del tema en su mente. No necesité mas que el inicio,  ya que pude abandonar a voluntad propia la visión y culminar la exposición con mis propios conocimientos. El profesor me contemplaba con su mirada de poker, en sus adentros lleno de rabia por la presa que habia escapado: hoy no podria ejemplificar al resto de los vagos estudiantes lo que ocurria cuando no estudiaban lo suficiente. Claro que en su catedra lo suficiente no era ni cerca humanamente posible. Eso no impidió que hiciera con burla algunas correcciones nimias y agregara otros datos relacionados y de no mucha importancia como para dejar sentado que quien poseia la sabiduria enciclopedica era él.

Acto seguido y no sin frustrarse visiblemente dio vuelta sobre si mismo y se retiró sin saludar. Aliviado observé como su sequito se retiaraba con él y como el palido ayudante de catedra me lanzaba una mirada complice. Tres ideas cual tres nuevos deja vu cruzaron mi mente: imagenes vividas de una facultad de medicina de la Viena antigua, antiguas fotos de Tolkien y del museo de anatomia de mi misma facultad, y el claro recuerdo de un papel arrugado que decia "Memoria Universal: El camino se inicia con la sola mirada, la sensación marca el buen sendero" debajo de la frase un galimatias KR1869-FR1905-PD1956 (vst1972)-MD2010. Mientras mis compañeros se acercaban a saludarme por la reciente victoria no pude más que sonreir tranquilamente. Era incapaz de sacar de mi mente el recuerdo de un rostro pálido y amigable junto con la intrigante sensación de que lo habia visto en algun lado, y que lo volveria a ver pronto.

domingo, 20 de febrero de 2011

Academia Inquietorum: el Profesor Skoda, médico y maestro.

Joseph Skoda (Pilsen 1805-Viena 1881)
El profesor mediocre dice. El profesor bueno explica. El profesor superior demuestra. El profesor excelente inspira.
—William A. Ward













Cuando inicié mis indagaciones para buscar "personajes" para homenajear en "Academia Inquietorum" me topé con Joseph Skoda, reconocido entre otras cosas por el empleo de la percusión en el examen físico. Este es uno de los miembros de la Segunda Escuela de Medicina de Viena, donde se sentaron muchas de las bases en las que se basa la medicina de hoy. No es una historia tan dramática como la de Semmelweiss, pero si refleja el trabajo y la constancia de un Ser Humano brillante de origen humilde y destino memorable.

Joseph Skoda nació en 1805 en Pilsen, Bohemia (actual República Checa). Su origen fue humilde, siendo el tercer hijo de un cerrajero. De niño fue enfermizo por lo que recién  ingresó a la escuela a la edad de doce años. En su casa no habia dinero para velas o lamparas de aceite asi que el joven Skoda se las arreglaba para estudiar a la luz del horno de la cocina. Para ingresar al gymnasium (secundaria) debe de dar clases particulares, se gradua de este en 1825 como el primero de la clase. 

Fue a Viena a estudiar medicina, realizando también estudios de matemáticas y ciencias donde también se destaca por lo que sus profesores le recomiendan continuar por ese lado. Obtiene su título de medicina en 1831. Se le reconoce en esta etapa de estudiante el hecho de haber tenido que recorrer a pie una y otra vez las largas millas entre Viena y Pilsen. 

Una vez recibido vuelve a su ciudad natal a practicar la medicina. Esto coincide con la epidemia de cólera que venia de Asia. Termina por convertirse en el referente de la lucha contra el cólera. Dos ideas le vienen a la mente: su entrenamiento médico se ve insuficiente para la práctica, y la mejor forma de luchar contra el cólera es con medidas higiénicas y no con las drogas que se usaban. Asi decide volver a Vienaen 1933 e ingresar al Allegmeines Krakenhaus donde trabaja sin cobrar en la clinica interna y tambien en el instituto de patologia codo a codo con el genial Rokitansky.

En 1936 rescata la famosa tecnica de la percusión que habia sido inventada por el vienés Auenbrugger en 1761  y también reinventada por el francés Corvisant en 1808. A diferencia de la escuela francesa que reconoce la percusión individual de cada órgano en la que reconocian cuatro caracteres (de lleno a vacio, de timpánico a no-timpánico,etc.), Skoda en cambio describe objetivamente el signo físico. Le interesa más la cantidad de fluido o aire que el órgano en cuestión. Basado en el fenómeno acústico, trata de explicar los cambios físicos para luego llegar a un diagnóstico acorde a la anatomia y patologia que eran probables en el paciente.


Sus discípulos Piorry y Bouillaud agregaron la auscultación a su método. El mismo Skoda es un destacado practicante de la misma diferenciando los soplos cardíacos de las reverberaciones (ruidos cardíacos). Con un claro sentido científico comparó sujetos con patologias y sanos, aprendiendo a diagnosticar de esa forma enfermedades cardíacas. También estudió las venas del cuello en la clínica. Entendio que muchas de las alteraciones funcionales y sintomas que habia contado correspondian con alteraciones estructurales de valvas cardiacas y pericardio: fundó asi los principios de fisiologia clinica de las enfermedades cardiacas  En 1836 comienza a dar cursos de auscultación y percusión que reciben gran aceptacion de los jovenes médicos los cuales llevan sus ideas a otras escuelas. Este es su único ingreso hasta 1946 cuando es nombrado profesor.

Durante este tiempo su fama se acrecenta tanto dentro como fuera de Austria. Sin embargo no es aceptado por los viejos medicos que no entienden sus tecnicas. En ese tiempo para realizar un nuevo procedimiento se necesitaba aprovacion de superiores del hospital. Es su ausencia de estos, practica una exitosa traqueotomia con su compañero Franz Schuh. Skoda puede perder el titulo por esa audacia, mas su prestigio que es reconocido por von Tirkheim (auditor) lo salva. Se lo casitga asignandole el pabellon psiquiatrico como lugar de trabajo. Luego su jefe de clinica aprueba el procedimiento, pero él decide alejarse del hospital y trabajar como médico en el Hospital de Pobres de Viena, es el año 1839. El mismo Tirkheim lo recomienda para un cargo honorario de jefe clínico en el nuevo departamento para la Tuberculosis.

Skoda alcanza la fama por sus diagnósticos brillantes, certeros e inmediatos. Entre ellos se conoce el de un caballero francés al que von Tirkheim le pide que examine. Mientras otros médicos diganostican enfermedad hepática, Skoda lo reconoce y emite el diagnóstico de aneurisma de aorta abdominal. Este es confirmado en la autopsia. Gracias a esto Tirkheim crea para él un departamento de Enfermedades del Pecho en el Allegmeines. A este se le agrega un departamento de clínica y otro de enfermedades de la piel en el que se forma el mismo Ferdinand von Hebra padre de la dermatologia.

La Segunda Escuela De Medicina de Viena. ¿Reconocen a Skoda?
En 1846, y gracias a el impulso de Rokitanky se le nombra Profesor de Patologia Especial y Terapia en la Universidad de Viena. Esto se hace contra la voluntad del profesorado. Luego en 1848 comienza a dar clases en alemán rompiendo la tradición del latín y es distinguido como miembro de la Real Academia de Ciencias de Vienna. Habia una frase popular en la Escuela de Medicina deViena en la qeu predominaba el nihilismo terapéutico (defendido por Skoda) : "Ser diagnosticado por Skoda, y autopsiado por Rokitansky".

Salgamos por Viena a rendirle homenaje al maestro.
Sufre de gota por muchos años, por eso deja su cargo en 1871. En un hecho que me emociona, el pueblo de Viena y sus alumnos organizan en su honor una gran procesión de antorchas por Viena. ¡Como me hubiera gustado estar alli y rendirle culto al gran profesor!  Creo que es un hecho emocionante de la historia, me alegra que ya no me sea desconocido.

Recordemos  otra vez que fue  él quien acogió a Semmelweiss cuando llegó a Viena, lo inspiró a dedicarse a la medicina tras contemplar una de sus clases, lo apoyó cuando lo descacreditaban y fue quien volvió a Pest para salvarlo de su propia locura y lo llevó a Viena en su propio coche, muriendo Semmelweiss en sus brazos.

Fallece en Viena diez años después y es enterrado en el mismo cementerio que Rokitansky y von Hebra: las tres estrellas de la segunda escuela de medicina de viena pemancen juntas en la eternidad. Recordemos que estos nobles caballeros de la ciencia fueron los únicos que apoyaron a Semmelweiss cuando el mundo medico se le oponia. Que se los recuerde como figuras de tal nobleza solo refleja su generosidad y compromiso con su profesión, la medicina.

Skoda fue un excelente maestro para sus alumnos, se sabe que tenia un "encanto excéntrico". Pregonaba por la simpleza de la terapeutica indicando dietas y dejando al cuerpo recuperarse solo. Creo  los remedios de los que disponia en aquel entonces hoy en dia no serian usados en absoluto (excepto quizá la digital y cada vez menos) por lo que su idea no parece descabellada.  Se dice que esto vino con la "derrota" de las ideas de Rokitansky que aun eran parte del paradigma hummoral que moria. Apoyaba la toma de las medidas preventivas, logrando casi erradicar la fiebre tifoidea de Viena al crear un acueducto desde el nacimiento de las aguas en la montaña, mientras que la verdadera causa era desconocida.

Su disposición benevolente queda impresa en su testamento. A pesar de sus ingresos y de su modesto estilo de vida dejo una fortuna relativamente pequeña. En su testamento deja su patrimonio a un buen numero de instituciones de beneficencia. Parte va para su primo en Pilzen Emil Skoda,  que fundaria la fábrica de automóviles que hasta hoy existe.

Rokitansky dijo de Skoda: “Una luz para los que estudian, un modelo para los que se esfuerzan, y una roca para los que desesperan.” No quiero arruinar estas palabras de homenaje con mis divagues, pero un recuerdo tan solemne e inspirador solo lo deja un gran Profesor, con todo lo que significa esa palabra.




sábado, 19 de febrero de 2011

Libros: el buen Sherlock...

Si hay algo de lo que me avergüenzo es de lo poco que se aprovechar las opciones que se me presentan. Asi pues me vivo quejando de lo caros que estan los libros, pero jamás se me ocurrió hacerme socio de la bibilioteca (juro que no habia pasado por mi mente jamás).


La vieja biblioteca municipal de mi ciudad ahora se ubica en un nuevo local, sin embargo se las han ingeniado para traer el aire a viejo que tuvo siempre. Eso es algo que me encanta de una biblioteca: tiene ese aire a...  conocimiento ¿o bien cultura? (a-no encuentro la palabra b-si, soy trillado c-las dos son correctas). ¿Será el olor a libro, el catalizador de mi sensación?, ¿será un simple juego de asociación mental involuntario?, o quizá la idea de que tantas generaciones de personas en innumerables hogares leyeron esos libros. No lo se, solo conozco otro lugar que me genera lo mismo: la vieja Facultad de Medicina y sus salas de Anatomia.

ADORO EL MISTERIO. Cuantos momentos agradables habré pasado con ese gran juego...
Bueno, poco he hurgado en sus entrañas, pero si lo suficiente como para encontrar un precioso ejemplar, digno de biblioteca de pelicula, de esas que estan atrás de un fastuoso estudio de madera con sillón detrás del escritorio. Este libro bien podría estar al lado de la Enciylopedia Britannica o de esos Atlas gigantescos, dignos de la Mansión Clue (¡qué recuerdos!: el profesor Ciruela en el estudio con el candelabro...). 

Volviendo al caso, mi libro es un ejemplar -algo maltratado- de obras completas de Sherlock Holmes, de Arthur Conan Doyle. En este caso, todas sus aventuras desde su episodio con Moriarty.  Es un libro enorme de letras pequeñas, de lectura densa pero apasionante. Le haria falta alguna ilustración, de Sidney Paget si fuera posible (las originales), pero hasta algún mapa tiene asi que me quejo de lleno.

Lo que se ve es que me faltaron tanto la habilidad como la cámara apropiada para hacerle justicia a la denominación "precioso ejemplar", pero creanme que se ve intelectual. 'My precious...No se lo devolveremos a Él (el Estado).'

   Les dejo algunos fragmentos interesantes de Holmes que he ido apartando:

"-¿Y para que quiere usted meterse más a fondo en el mismo? ¿Que va usted a sacar?
-En efecto, ¿qué voy a sacar? Se trata del arte por el arte Watson. Me imagino que también usted, al doctorarse en Medicina, se dedicaria al estudio de muchos casos sin pensar en sus honorarios.
-Para aprender yo, Holmes.
- Nunca se acaba de aprender, Watson. Aun los más grandes tienen que aprender muchas cosas hasta el final. Este es un caso instructivo. No hay en él dinero ni fama, y sin embargo, me agradaría desenredarlo." La aventura del círculo rojo. No consultes un médico que no piense asi, es un esclavo de su estetoscopio (alli recide el ego del medico creanme... es como el pelo de Sansón)

"Tenemos que echar mano otra vez del viejo axioma de que, cuando fallan todas las demás posibilidades, la verdad tiene que estar en la única que permanece de pie, por muy poco probable que sea." La aventura de los planos del 'Bruce-Partington'. O como yo lo llamo, segunda regla de Oro de los exámenes multiple choice.

"¡Pero estoy delirando! ¡Qué cosa curiosa esta de ver como el cerebro se da cuenta de su propio funcionamiento!." La aventura del detective moribundo.

"Mi querido Watson -me dijo Holmes aquella noche-, si usted desea agregar este caso a sus crónicas, puede hacerlo unicamente como ejemplo del eclipse temporal que pueden sufrir incluso las inteligencias más equilibradas. Estos deslices son comunes a todos los mortales, y la grandeza estriba en reconocerlos y repararlos. A este elogio sí que me creo hasta cierto punto acreedor." La desparición de Lady Frances Carfax. También conocida a partir de ahora como " Mi nueva frase Holmes favorita".

Ilustración original de Sidney Paget

¡¡¡SHERLOCK HOLMES JAMÁS DIJO ES LAS NOVELAS: ELEMENTAL, MI QUERIDO WATSON !!!

Lo único negativo es la traducción, en algunos momentos algo molesta. Aclaro que estas frases solo son del libro "Su último saludo en el escenario", junto con "La reaparición de Sherlock Holmes" y "El valle del Terror" forman la recopilación que estoy leyendo. Es que como mi pseudonimo lo indica, soy como un niño chico con las novelas policiales. Otro dia les cuento porque me interesa Holmes aparte de su genialidad.

¡¡¡Y me acabo de enterar que se viene la segunda parte al cine!!! Espero con ansias esta entrega, si bien la primera pecó de excesivo "Holliwoodismo", me encantaron las actuaciones de Downey Jr. y de Jude Law. Lo cómico es que saben quien actuará, quien dirigirá, pero no han escogido la historia. Es como la inversa del cine independiente. Es que ya saben que será un éxito ( tienen Aparato de predecibilidad de masas postmodernas, último invento americano que no debe faltar en su oficina de ejecutivo de multinacional). No hay que darle más vueltas al asunto: solo hay que ir a disfrutar la peli, que sale en diciembre amigos.


miércoles, 16 de febrero de 2011

El recuerdo de una frase...


"Dicen que las alegrías, cuando se comparten, se agrandan.
Y que en cambio, con las penas pasa al revés. Se achican.
Tal vez lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón.
Y un corazón dilatado esta mejor capacitado para gozar de las alegrías
y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro."

Mamerto Menapace.(n 1942, argentino)
Escritor y monje benedictino argentino.


Una linda frase que recuerdo de mis tiempos de la secundaria.Yo iba a un colegio de la Sagrada Familia, alli se hacian retiros, se compartian cosas, se reflexionaba. Al menos yo lo hacia, aunque a mis compañeros poco le importase. El tiempo pasó y no seguí esa linea, me cansé de tomar las cosas tal como me las daban y comencé a elegir mis propias ideas, eso incluyó la religión. A veces añoro lo distinto que se veia el mundo. No me sentia tan costantemente apurado, ni me daba cuenta de lo complicado que yo era. Saludos.

martes, 15 de febrero de 2011

Primeros vistazos con el año curricular...

Hoy me puse a mirar el temario del curso de este año y la sensación que tuve fue de miedo. Imaginense una lista de temas en una Web cuya barra de desplazamiento lateral tiene un  "muelle" pequeñísimo y que no termina de pasar nunca. Y eso, mis amigos, son solo los títulos de los temas.

Temas que te piden que te aprendas como si hace años los leyeras. Es muy difícil y sobre todo frustante. Porque parece que hay caminos en tu cerebro que no llegan a la memoria, ni siquiera al mínimo recuerdo. Máxime si es el primer curso que dura un año entero. Igual el miedo es un simple instinto primario, ha sido sustituido por el conocido interés y entusiasmo.

Es impensable que un ser humano pueda adquirir tanto conocimiento. Es más de lo que alguien leeria normalmente por gusto, y todo con sus fechas y tiempos. Mi unica arma debe de ser la constancia, y mi medio debe de de ser el método. Saber que cada hoja que leo es un paso más a la meta de conocimiento será mi aliciente. Es lo que me queda, hasta que no pueda implementar un puerto USB en mi cabeza.

Pero lo más importante será la correcta administración del tiempo libre. Deberé por vez primera hacer caso a mi conciencia y no escuchar a mis instintos hedonistas. También el correcto orden de apuntes y libros, hasta ahora este ítem ha sido inexistente: clave de mi mala experiencia. Estas son las grandes ligas, no puedo seguir estudiando como un amateur.

Caray, voy a necesitar este blog más que nunca...

domingo, 13 de febrero de 2011

Algunas ideas acerca de nuestro maravilloso cerebro.





"Los Hombres deben saber que es del encéfalo y solo del encéfalo, de donde surgen nuestros placeres, alegrías, risas y bromas, asi como 
nuestras penas, dolores, tristezas y lágrimas. Concretamente a través de él, pensamos, vemos oimos, y distinguimos lo feo de lo hermoso, lo malo de lo bueno, lo agradable de lo desagradable... Es lo mismo que nos vuelve locos o delirantes, nos inspira miedo o pavor, ya sea de dia o de noche, nos produce insomnio, errores inoportunos, preocupaciones sin sentido, falta de motivación y actos contrarios a nuestros hábitos. Estas cosas que sufrimos proceden todas del encéfalo, cuando no está sano, pero se torna anormalmente caliente, frio, húmedo o seco, o sufre cualquier otra afección no natural a la que no está acostumbrado. La locura procede de la humedad. Cuando el encéfalo está anormalmente húmedo, necesariamente se mueve, y cuando se mueve ya no hay vista ni oido, pero vemos u oímos ahora una cosa y ahora otra, y la lengua habla según las cosas que se ven y se oyen en cada ocasión. Sin embargo cuando el encéfalo está tranquilo, el hombre puede pensar correctamente"HIPOCRATES de Cos(siglo V a.C.)


 "Todo cabe en lo breve. Pequeño es el niño y encierra al hombre; estrecho es el cerebro y cobija el pensamiento; no es el ojo más que un punto y abarca leguas" ALEJANDRO DUMAS.

Frenologia: aproximación a la neurociencia.
 Siempre me llamó la atención en Sherlock Holmes la relación entre personalidad y la forma de la cabeza u expresión del rostro.

"-No cabe duda de que soy un poco lerdo, pero debo confesarle que soy incapaz de seguirlo. Por ejemplo: ¿De dónde deduce que el hombre es inteligente?. 
Como respuesta, Holmes se encasquetó el sombrero. Le tapaba completamente la frente, y le quedó apoyado en el puente de la nariz.
-Cuestión de capacidad cúbica -contestó-.Un hombre con un cerebro tan grande debe tener algo adentro." SIR ARTHUR CONAN DOYLE  en "El Carbunclo Azul"(1892)

viernes, 11 de febrero de 2011

Un par de frases para reflexionar.

El otro dia cuando vi la película It's a kind of funny story, les dije que me faltaba citar una frase que aparece en ella. Es una frase que encontramos entre las cosas de mi abuelo cuando falleció, y que luego yo ubiqué de donde la pudo haber sacado: un cuadro de un lugar que el habia frecuentado y que visité un dia. Se que es conocida, pero aquella ocasión fue la primera vez que la leimos y dio para pensar. Independientemente de que alguien crea o no en una deidad, lo que pide es necesario para la vida, sobretodo en momentos dificiles:

"Señor, dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo y sabiduría para poder diferenciarlas."REINHOLD NIEBUHR

Me gusta imaginar que estoy en un lugar asi, quizá en alguno parecido que haya conocido como el cerro Campanero. Me gusta imaginar todo lo que mis sentidos me traer: el aire fresco del alba, el aroma indescripitble de la naturaleza, el silencio que suena como el coro de los Valar antes de la irrupción de Melkor. Todo es perfecto en mi mente, es un dia de serenidad. How I wish, how I wish you were here.
La anterior es la plegaria de la serenidad. Lei que ésta es un valor que nos enseña a conservar la calma en medio de nuestras ocupaciones y problemas, mostrándonos cordiales y amables con los demás.Yo no soy persona de religión, mas respeto a quien si lo es. Pero creo que esta frase es enseñanza para la vida. Me gustaria pensar que todo el mundo medite esta frase solo por un dia: nos dirigiriamos a un lugar mejor.

Hoy estoy medio reflexivo: una suerte de compensación al relato anterior.Asi es esto, hay dias en que uno escribe post que se erigen majestuosos y a nadie le interesan, otros redactamos una simple sensación y basta para que lo disfruten. Saludos.


El dia.

Hace un tiempo lei una propuesta en el Blog de Vir sobre hacer un relato con unas palabras previamente propuestas por los blogueros. He visto dos buenos ejemplos de lo mismo. Y me animé a hacer algo con tinte humorístico: ahora bien, fracasé estruendosamente. Quiero que sepan que me doy cuenta de que esta criatura no debió publicarse, y que bien se me puede acusar de trastorno mental por haberla escrito pero estoy aburrido y quiero ver las reacciones, sientanse como entrando a un freak show. De alguna forma la criatura tomo vida propia mientras era escrita. Y claro, como todo lo que escribo, esto puede resultar exageradamente largo. Hecha la advertencia...


Hacia unos dias lo podia sentir en el aire estibal, mas no miraba su calendario solo por no enfrentar la dura realidad: el Gran Calor estaba por terminar, pronto llegaria El Dia. Pasaba las últimas horas del verano austral en una melancolia continua, sintiendo que su enfermedad surgia nuevamente, pero sabia bien que eso no era cierto. Durante las interminables horas de suplicio miraba su pared desde su rincón, solo hasta que el crepusculo traia el sueño. Era un gran muro lleno de insectos enmarcados, decenas de mariposas y en el centro, la gran libélula. Era un homenaje y un simbolo de esperanza: aquel brujo de las libélulas habia podido "curar" su mal. Habia sido una victima de la neumonoultramicroscopicosicilivolcaniconiosis.

Vivió toda su infancia recluido por culpa de ella, "un niño burbuja del tercer mundo" se solia considerar a si mismo: no era como el de la película, en este pais no se usaba el plástico. Recordaba el dia que habia querido jugar al futbol, pero le fue imposible en un principio: su burbuja era de madera. Igual se las arregló para tener una interesante actuación en el partido del barrio, ¿su puesto?: pelota suplente-ingresó en el segundo tiempo por lesión de la titular-.  Ese dia, frustrado por la idea de que su mal no era contagioso (eso decia el doctor, pero no la curandera del pueblo, de alli que sus padres no lo consideraran curado ni mucho menos) trató de convencer a su madre con el ultimo ardid que habia tramado: "Mamá, las burbujas no se hacen de madera, esta no aisla ningún germen menos el bichito Clóchina Microscopico Raris, voy a contagiar a todo el mundo" "Nene, -respondia la madre- no pasa nada, esa madera tiene agua bendita, y hasta tierra de camposanto lo más probable. Está bendita" Ese dia comprendio que un intelectual bohemio de ocho años no tenia mucho porvenir en la sociedad retrógrada, y decidió encerrarse. No salió cuando sus "amigos" lo llamaron con sendas pistolas de agua, la fortaleza humana no volveria a ser la sensación de las guerras de agua de su ciudad. Ni el castigo de colgarlo del ventilador con una hembrilla pudo disuadirlo: Carlos Dispar nunca salió de su casa mientras pudo evitarlo.

Pero ese era el problema: no siempre podia evitarlo. Menos aún en este pais perdido, habia logrado trabajar desde su casa gracias a Internet, hacia las compras desde Internet, pero no podia pagar los impuestos anuales desde su casa. La Intendencia de Malacucho no disponia de servicio Internet. De hecho era probable que no supieran lo que significaba esa palabra. El los odiaba a todos: desde la impuntual empleada que le cobraba hasta el infame cajetilla cuya unica función era sostener y otorgar los números para la cola del pago. A los catorce años habia logrado "curarse" gracias al elixir de libélula, o mejor dicho: una noche de San Juan habia contratado a un "brujo" que pedia limosnas en por los pueblos para mantener su colección de libélulas. La actuación del viejo borrachín fue excelente y sus padres quedaron impresionados por la curación fantástica, pero su conducta no cambió demasiado. Había descubierto su mundo. Hasta los dieciocho vivió en la burbuja incluso dentro de su casa, la epidemia de diarrea le hizo cambiar de opinión: no existió aromatizante eficaz. Decidió hacer ejercicios, se estaba achanchando alli dentro, para ello se elevó con un arnés y comenzó a hacer flexiones de brazo, Todo iba de maravillas hasta que el arnés se engancho, trataron de sacarlo colimpiandolo con un condón estirado (lo unico que encontraron) con tanta mala suerte que el primero se soltó de golpe y "la esfera" salió despedido por los aires, la ventana abierta permitió su vuelo. Mientras iba por el aire en aquella aventura surrealista creyó ver a Ofiuco en el firmamento. El viejo Bello,  que volvía borracho de cacería  puso cuerpo a Tierra como lo hacia en sus años de militar, contempló al Ovni y apretó el gatillo.  La bala se disparó con precisión: la nalga del pobre Carlos quedó hecha tortilla. "A vos te voy a dar Mandinga, si seguis mandando cosas raras-gritó el viejo en señal de triunfo mientras señalaba al averno- que platiilo volador ni ocho cuartos"  Cayó en una casa, que fortuitamente estaba desabitada, y para colmo era de su heredad, se la habia legado su tio antes de morir: asi se independizó.

La noche anterior al Dia no pudo dormir. Se levantó al en la hora fria que precede al alba y a la luz de la vela comenzó a prepararse para la salida. Sabia que su atuendo era extravagante, pero también sus costumbres. Su remera de Queen, su casco de Magneto, el pincel que llevaba como espada, todo era mal recibido en ese pueblo. Al menos confiaba que la vieja alcahueta de su vecina no estuviese oteandole por su ventana, si bien era un ermitaño odiaba que lo conideraran raro, pero fallaba en evitarlo. Tenia calculado que todo le llevaria cuarentaicinco minutos, los peores minutos del año y para peor los tenia que compartir con esos inútiles empleado. Asi pues, salió a todo correr, desmoró más de lo creia en cruzar la vieja plaza: hacia tiempo que no estaba en forma y le preocupó. El pueblo le parecia distinto: la gente hablaba a cables por la calle, cables que llevaban atados a pequeños aparatitos negros. El sabia usar Internet, pero no entendia nada del resto de la tecnologia: la desconocia totalmente.  

Pasó como un rayo cansado por la Iglesia y vio a su enemigo: el Municipio. Avanzó lo más veloz que pudo y penetró en el recinto con gran nerviosismo. Los empleados lo miraban divertidos: el ermitaño habia salido. El pobre se acercó al mostrador presa del nerviosismo. La diarrea verbal le apareció de golpe mientras intentaba explicarle su trámite a la empleada que lo miraba con su sonrisa burlona. La muy desgraciaba disfrutaba con su pesar, como todos los que alli trabajan. Seguro que su presencia no merecia que interrumpieran algun acto corrupto para ir a verlo, pero no era asi como ellos pensaban. Ella se tomó todo su tiempo en cortar tranquilamente con la tijera la tirilla de su recibo, ignorando las claras señales que le estaba enviando. Lo paraverbal nunca habia sido lo suyo, ni lo verbal ahora que lo pensaba mejor. No habia nacido para comunicarse, preferia el silencio.

La mala mujer le echó una mirada risueña y dijo con burla lo que junto con sus compañeros habia omitido decir por años: "Si le molesta tanto venir hasta aqui, ¿porque no hace el tramite por Internet? está disponible desde hace años" ! AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHH! Un rostro se desorbitó, un pincel jamas fue usado tan ineficazmente como arma. Los miró reirse a carcajadas a costa suya. Salio corriendo a su casa, y nunca nadie volvio a saber de él. Algunos dicen que hizo un blog y a partir de alli se comunicó con un mundo que no lo conoce y por lo mismo, que lo comprende.




miércoles, 9 de febrero de 2011

It's a kind of post. (Critica de cine)



"Quien no se ocupa de nacer se está ocupando de morir". Bob Dylan.






Cuando era niño solia creer que si no me ponia "filltros" podia terminar leyendo escuchando o mirando cualquier cosa. Me es muy facil compar una historia, enamorarme de ella y perderme en su mundo. Con el tiempo vi que no era tan asi, desarrollé mis gustos, no todas las historias me atraen tanto, pero la facilidad sigue existiendo

Escribo esto en la madrugada, acabo de ver una pelicula. Sigo inmerso en ese aire irreal, esa inspiracion que no quiero dejar pasar. Es esa sensación de plenitud del final feliz que se extiende hacia uno desde la pantalla. Esa idea de que ha ocurrido un cambio en tu mundo,  aunque no pase unos instantes, quiza tenga la suficiente fuerza para hacerte despertar al dia siguiente con una sonrisa. Escribo esto ahora porque no quiero dejar que desaparezca esta sensacion que me conecta con lo que soy, con lo que fui y lo que añoro ser. En otras palabras: con lo que me hace feliz.

La pelicula que vi fue It's kind of funny story. Capaz que para muchos es solo una comedia adolescente, pero para mi es una película más profunda. Yo me identifique totalmente con el personaje, y me lleve conmigo ese mundo. Quizá no sea el guión más original, pero me dejo ese bienestar, esas ganas de ser lo que quiero ser,  y me frustra un poco no poder describirlo.

Me gusta como la historia se mete un poco dentro de la mente del personaje,  y nos muestra su manera de ver el mundo. Y en eso se parece a mi, y quizá a muchos. La vida postmoderna de hoy en dia nos da problemas bastante homogeneos, compartibles. Cosas como pensar que de un examen (o un obstáculo cualquiera) se define tu vida, cantar una cancion e imaginarte ser el artista en el escenario, o bien dibujar tus  propios mundos y darle vida en tu mente. Y sentir que todo eso contribuye a crear la idea de que hay algo que estas obviando, algo más grande y más importante que la gris realidad de todos los dias. Donde los otros parecen tan seguros y uno tan pequeño.Al menos a mi me pasa.

Nuestro protagonisata es un jóven que se autointerna en un hostpital psiquiátrico tras sentirse deprimido y con ideas suicidas. Y alli donde todo la historia ocurre. Es una comedia dramatica si se me permite el oxímoron (creo que es un oxímoron se lo dejo a los mas versados.) El reparto esta muy bien escogido. Cuenta con una interesante interpretacion dramatica de Zach Galifinackis, este desaliñado interprete se las ingenia  muy bieb para caer en gracia sin salir del drama llevando a cabo una excelente labor. Tambien está la joven y hermosa Emma Roberts, la experiente intérprete Viola Davis, y la vieja y querida Loralay Gilmore (Lauren Graham). Además se destaca la variopinta multitud del psiquiatrico, de lo más interesante. El rol principal esta muy bien logrado por el jóven Keir Gilchrist. Es una adaptación de la novela homónima del escritor Ned Vizzini.
Portada de la novela de Ned Vizzini.

Como dije, me dejo con ganas de disfrutar la vida, de vivir  más y pensar menos, como a menudo lo logran estas películas. No necesito una "gran pelicula" para disfrutar del buen cine. Probablemente  no gane un Oscar, pero tampoco lo pretende ni lo necesita. Hay historias simples que te llegan, porque vivís un momento como el que muestran, porque el personaje te inspira o solo porque te gusta el mundo que plantea. Y no tiene sentido "censurarlo". Eso es lo que me pasa con esta peli.

¡Que potencial que tiene algo que yt e puede cambiar el humor! Para mi vale oro. Lo que sea que te haga despertar con una sonrisa o simplemente acostarte sintiendote feliz, aunque tu dia no haya sido el mejor. Trataré de seguir leyendo, viendo y escribiendo. Mientras tanto,  me urge vivir un poco más. Recomiendo esta peli, se va a la estanteria de películas favoritas. Un saludo.

PD: Como complemento Multimedia aparte de la cita de Bob Dylan, les recomiendo las hermosas ilustraciones del artista Brian Drucker que forman parte de la pelicula tambien (al lado de la cita pegué una); y el video de una canción de su Banda Sonora. Otro dia posteare otra frase hermosa, que para mi significa mucho, que tambien aparece en esta peli.

domingo, 6 de febrero de 2011

Ignaz Fülop Semmelweis: el defensor de las madres.

«Mi querido Markusovsky, mi buen amigo, mi suave apoyo.
 Debo confesarle que mi vida que infernal, que desde siempre
 la idea de la muerte de mis enfermos me resultó insoportable
, sobre todo cuando esa muerte se desliza entre las dos
 grandes alegrías de la existencia, la de ser joven y la de
 dar la vida» Carta de Semmelweiss .






Esta es una historia que habla del espíritu humano. Trata de la vanidad, la mezquindad y la ceguera que puede reinar en la intelectualidad de una epoca. También de trabajo incansable, entereza y constancia, de una mente brillante con enorme honestidad intelectual y dignidad científica,  y de un espíritu perturbado por lo injusto de su rechazo. La historia de Semmelweiss habla por si sola, no quiero enturbiarla con mis poco claras reflexiones.

Ignaz Fülop Semmelweis nace el 18 de julio de 1818 en Hungria, en aquel entonces parte del imperio austro-húngaro cuya capital era Viena. Habiendo cursado estudios universitarios en su pais en 1837 viaja a Viena para estudiar derecho, pero tras contemplar una autopsia en el Allgemeines KrakenHaus, el Hospital General De Viena decide estudiar Medicina. Esa autopsia fue realizada por el eminente Carl von Rokitansky. En esta Universidad  fue alumno de profesores brillantes, Rokitansky, Skoda, von Hebra entre otros: la notable Segunda Escuela De Medicina De Viena.

El Allegmeines KrakenHaus.
En 1844 se licencia en medicina y comienza a trabajar con Rokitansky (padre de la anatomia patológica) en el estudio de las infecciones post operatorias comunes en esta epoca en la que se desconocia la asepsia. Hay registros del pesar y la insatisfacción que le generaba la situación: "Todo lo que aquí se hace me parece muy inútil; los fallecimientos se suceden de la forma más simple. Se continúa operando, sin embargo, sin tratar de saber verdaderamente por qué tal enfermo sucumbe antes que otros en casos idénticos". 

En 1846 obtiene su post grado en obstetricia (tras no poder entrar a Medicina Interna, quizá por ser búlgaro) y comienza a trabajar en la Clinica Obstétrica del Dr. Klein como residente. Es ese entonces habia dos salas de obstetricia en el  Allgemeines KrakenHaus: la de Klein y la del Dr. Barcht. Las mujeres que iban a parar allí eran las más desposeídas que no tenían otro lugar para dar a luz. Ambas salas eran idénticas, reciben las pacientes dia por medio, ejecutan las mismas técnicas, sin embargo la la mortalidad en la clinica Klein era del 30%, en la otra solo un 1,5%: la fiebre puerperal hacia estragos. Las parturientas preferian dar a luz en la calle que en la clinica de Klein, esto deseperaba a Semmelweis: "No puedo dormir ya. El desesperante sonido de la campanilla que precede al sacerdote portador del viático, ha penetrado para siempre en la paz de mi alma. Todos los horrores, de los que diariamente soy impotente testigo, me hacen la vida imposible. No puedo permanecer en la situación actual, donde todo es oscuro, donde lo único categórico es el número de muertos".

A esto se le atribuian varios motivos desde la angustia al oir la campanilla del sacerdote hasta la vergüenza por la presencia de los estudiantes. Intentó igualar las condiciones de ambas salas con todo tipo de acciones sin embargo llegó a la conclusión de que de que la diferencia era la presencia de los estudiantes de medicina en una y de las comadronas en otras. A diferencias de los primeros, estas no venian directamente de la sala de autopsias. En ese entonces, 1847, su amigo el profesor Jakob Kolletschka fallece tras haber sido herido accidentalmente con un bisturí en una autopsia. Semmelweiss pidió la autopsia viendo con asombro que la “pyemia de patólogo” tenia las mismas características que la fiebre puerperal, y entonces lo vio todo con claridad Su sepsia y la fiebre puerperal deben tener el mismo origen... los dedos y manos de los estudiantes y doctores, sucios por las disecciones recientes, portan los venenos mortales de los cadáveres a los órganos genitales de las mujeres en parto.  Asi reconoce en el medico al causante de la enfermedad del paciente. Se siente tan conmovido que se encuentra entonces cercano a la locura, piensa incluso suicidarse. El cargo de conciencia es extremadamente pesado, creyéndose responsable de tantas muertes. Este cargo lo acompañaría por el resto de su vida. Pasado algunos años escribe: … sólo Dios sabe el número de mujeres que por mi causa han bajado a la tumba prematuramente...”.


Su idea, influida por la teoría humoral, era que había que desodorizar la materia que traian en las manos. Para ello colocó sin permiso de su supervisor un lavamanos y obliga a todos a limpiarse antes de entrar con agua jabonosa primero, y luego con una solución de cloruro cálcico (precusor del hipoclorito de sodio), por esto Klein lo despide, pero a influencias de Skoda se le da un cargo en la clínica de Barcht. Decide llevar los estudiantes a su nueva sala y la mortalidad sube. Instala los lavamanos de uso oligatorio y la tasa de muerte bajó de un 18% a menos de 1,34% . Luego logra reducir más aun sus cifras tras percatarse que al examinar una paciente con cancer uterino y luego a otras que estaban por dar a luz, la enfermedad las afectó a estas: las materias también se pasan de los vivos a los vivos, las manos del médico son su vector. Aplicó medidas más rigurosas y la mortalidad cayó al 0,3%. No solo son cifras frias, cambió un hecho cotidiano y tragico por algo que ocurria excepcionalmente: habias meses en que no se registraban decesos«Las manos por su simple contacto pueden ser infectantes» 

Lavamanos utilizado por Semmelweiss.

Si bien aplicó de forma excepcional el método científico, haciedno tablas y comparando cifras, su error fue no publicar sus resultados, aunque quizá esto tampoco hubiera sido la diferencia. La claridad de su idea lo llevó a dictar una doctrina y no una teoria, pues veia con razón que sus resultados eran concluyentes. Los cirujanos y médicos de Europa quizá por envidia o vanidad denostan sus descubrimientos. Solo cinco profesores muestran su apoyo público (si se me permite cinco de los grandes nombres de la medicina):  Skoda, Rokitansky, Hébra, Heller y Helm. Sin embargo al simpatizar por la revuelta hungara es despedido finalmente por Klein. En palabras del profesor Hebra: "Cuando se haga la Historia de los errores humanos se encontrarán difícilmente ejemplos de esta clase y provocará asombro que hombres tan competentes, tan especializados, pudiesen, en su propia ciencia, ser tan ciegos, tan estúpidos"

Se traslada de nuevo a su ciudad natal, en plena revolución húngara, y su amigo Markusovsky lo encuentra meses después viviendo en la miseria, con un brazo y una pierna fracturados, y hambriento. Gracias a él es aceptado en la Maternidad de San Roque de Budapest, y pasará los próximos años escribiendo en secreto su principal y tardía obra: De la etiología, el concepto y la profilaxis de la fiebre puerperal.


En 1854, tras la muerte de profesor Birly, es nombrado profesor de la Maternidad del clínico de la Universidad de Pest, y a partir de ese momento prácticamente desaparece la mortalidad por sepsis puerperal. Sigeuen sin hacerle caso. El ambiente hostil le empuja a escribir una carta abierta a todos los profesores de obstetricia:

"Me habría gustado mucho que mi descubrimiento fuese de orden físico, porque se explique la luz como se explique no por eso deja de alumbrar, en nada depende de los físicos. Mi descubrimiento, ¡ay!, depende de los tocólogos. Y conesto ya está todo dicho... ¡Asesinos! Llamo yo a todos los que se oponen a las normas que he prescrito para evitar la fiebre puerperal. Contra ellos, me levanto como resuelto adversario, tal como debe uno alzarse contra los partidarios de un crimen! Para mí, no hay otra forma de tratarles que como asesinos. ¡Y todos los que tengan el corazón en su sitio pensarán como yo! No es necesario cerrar las salas de maternidad para que cesen los desastres que deploramos, sino que conviene echar a los tocólogos, ya que son ellos los que se comportan como auténticas epidemias..."
Este gesto empeora su situación pública y comienza un período de declive intelectual, en el que llega a pegar pasquines por las paredes de su ciudad en los que advierte a los padres de las mujeres embarazadas del riesgo que corren si acuden a los médicos.  Sufre alucinaciones, busca tesoros escondidos en las paredes de su casa y finalmente su amigo el profesor Hebra lo interna en un asilo. Algunos autores han sugerido la posibilidad de que Semmelweis hubiera padecido durante estos años algún tipo de demencia precoz, o Alzheimer.



En abril de 1865, tras presentar síntomas de mejoría, es dado de alta. Aprovecha su libertad para aparecer en medio de la sala de disección de la Facultad. Ante los ojos espantados de los alumnos, coge un escalpelo y desgarra los tejidos del cadáver. Escarba con los dedos. Nadie se atreve a detenerle. Con un brusco gesto se corta deliberadamente. Sangra, grita, amenaza. Logran desarmarle. Acaba de infectarse mortalmente. Su agonía durará aun tres semanas, recorriendo todas las fases que él tan bien conocía en sus parturientas: lingangitis, peritonitis, pleuresía,… meningitis. Skoda acude a Budapest, pero tras tres semanas de fiebre y los mismos síntomas que los de las mujeres que tantas veces vio morir, él mismo fallece a los 47 años en brazos de su profesor.


Hospital Semmelweis, en Miskolc, Hungría.
El Hospicio General de Viena es actualmente un edificio rosa con verja negra; en su interior puede verse la estatua de un hombre sobre un pedestal que representa al profesor Semmelweis. Bajo la efigie se ha colocado una placa con la inscripción: "El salvador de las madres".
En su propia casa de Budapest se situa  el Semmelweis Medical Museum. 
La sepsis  ocasiona en el mundo 1.400 muertes cada día, muchos de estos pacientes adquieren la infección estando hospitalizados y constituye la complicación intra-hospitalaria más frecuente. La infección nosocomial de pacientes por las manos contaminadas del personal de salud es una de la formas de diseminación de los agentes infecciosos. En la actualidad, la higiene de las manos es el factor individual más importante para el control de las infecciones. Aún en nuestros días, el lavado de manos es realizado sólo un tercio a la mitad de lo frecuente que debería ser hecho. La epopeya de Semmelweis es uno de los tantos inicios de una misma causa: años después Pasteur irrumpiría a una conferencia sobre la fiebre puerperal y al dibujar una cadena de Streptococos daria la respuesta a la causa de dicho mal. Pero eso es otra historia.

Disculpen la extensión pero traté de acortarlo lo más que pude.

sábado, 5 de febrero de 2011

El optimismo.

Hurgando en archivos históricos de la Web encontré una frase de una carta de un eminente científico uruguayo a quien fuera su maestro Santiago Ramón y Cajal, uno de los más grandes científicos de la historia:


"Yo aprendo de usted que le optimismo es la salud de la voluntad, el pesimismo una de sus enfermedades más graves" Clemente Estable (1894-1976)

Que lindo es ser recordado así.

viernes, 4 de febrero de 2011

Terapia de blog. "Academia inquietorum"

Iba a escribir un post que hablara de mi aburrimiento. De como otra vez más no tengo la entereza para realizar una tarea que me propuse. Pero no quiero repetir el mismo patrón de siempre. Mis ganas son demasiado volátiles como para dejarles el comando de mis acciones, de mi vida. Porque ya no me basta con admirar la constancia, sino que es tiempo de poner la mía.

Hace días propuse que iba a comenzar a escribir un espacio dedicado a grandes personajes de la historia de la medicina. El objetivo de este segmento es relacionar las curiosidades de la historia con la medicina actual. Así busco crear "reperes"(puntos de referencia) en mi mente para ordenar un poco el conocimiento medico que ingresa y que esta un poco anárquico. Reconozco que me aterra pensar sin método, y en ese estado he vivido los últimos años: llego la hora de ordenar la casa.  

Este espacio trae conocimientos que no me son necesarios en el sentido estricto de la palabra. No obtendré mejores calificaciones por saberlos. Pero a diferencia de otras cosas, las estudiare por voluntad propia y espero que constituyan un nexo con otros temas que no me atraen demasiado.

El nombre de este espacio será "Academia inquietorum", en honor a un grupo homónimo formado por un estudiante de medicina con el solo fin de profundizar en sus conocimientos. Este era Giovanni Battista Morgagni, médico que dio uno de los primeros pasos hacia la formación de la anatomía patológica moderna y del pensamiento crítico científico en la medicina. En honor a ese espíritu comienzo mi tarea, espero que les interese. 

El blog seguirá existiendo fuera de esto. Porque me estoy aburriendo de escribir acerca de mi mismo, ya lo he expresado, trataré de crear o traer otras cosas y algun día me permitire alguna catarsis, claro. El espacio se limitara a un post quincenal. El primer personaje sera Ignác Fülöp Semmelweis, miembro de la genial escuela de Viena, creo que es una historia interesante más allá de la medicina: habla del ser humano y sus vanidades entre otras.


"El deber más alto de la medicina es salvar la vida humana amenazada, y es en la rama de la obstetricia donde este deber es más obvio." I. F. Semmelweis

PS: que complicado soy, la entrada debió haber sido los dos últimos párrafos y la frase.


Sigue el camino de Mr. Dupin

Pequeño experimento de difusión-influencia:

Sed invitados a leer mi otro blog EL REFUGIO DEL ELFO.

Disponible para su uso todo el año, a partir de la cuasi-desconocida dirección http://refugio-del-elfo.blogspot.com/ de nuestra querida Internet, y formando un pequeño recoveco de la República Bloguesférica.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sociabiliza!!!