lunes, 21 de marzo de 2011

Academia Inquietorum (IV): Sonrie, Duchenne.


Hoy quiero relatar la historia de un desafortunado e introvertido, pero genial, médico: Guillaume Benjamin Amand Duchenne, conocido como Duchenne de Boulogne (1806-1875). Duchene tuvo una vida desafortunada, falleciendo su esposa y su hijo que estudiaba medicina. Callado y solitario fue un pionero de la fotografia médica, de la neurologia y la aplicación de la electricidad en la medicina. Los médicos de Paris le consideraban un excentrico medico de provincias sin importancia, mientras él haciendo caso omiso al desprecio, se dedico a una vida humilde de estudio y esfuerzo.

Solo el gran profesor Charcot le otorgó el reconocimiento que se merece tras descubrir brillantemente un grupo de enfermedades neuromusculares. Charcot  acostumbraba a preguntarse: ¿cómo es posible que, una mañana, Duchenne descubriera una enfermedad que probablemente existiera en la época de Hipócrates? Por su lado Trousseau también le admiraba; en ocasiones le exponía sus trabajos en las sesiones oficiales, ya que a Duchenne no se le daba bien hablar en público. Para descubrir estas enfermedades del movimiento hacia sostener al paciente un sombrero con una pluma de avestruz a la cual se trasmitia el temblor sensibilizando su estudio.

Entabló correspondencia con Charles Darwin con quien colaboró en la constatación del hecho de la universalidad de las expresiones faciales. En el estudio de dichas caracteristicas aplicó los daguerrotipos en los que dejo para la posteridad sus investigaciones con la electricidad. algunos fueron re dibujados para el libro de Darwin. Aplicaba corriente mediante electrodos que habia confeccionado y asi provocaba contracciones mimicas que estudiaba. Ademas de estudiar otras enfermedades del movimiento como la famosa Distrofia Muscular de Duchenne, grave y de origen genético.

La tarea que más me llamo la atención son sus proyectos con expresiones faciales, como el proyecto sonrisa. Los resultados que a los ojos de hoy en dia parecen bizarros, permitieron brillantes descubrimientos.

El señor pasó a la posteridad.


Mañana tras mañana, durante muchos años, buscaba casos interesantes que estudiaba con todo detenimiento. No faltaban las discusiones con los internos y con los jefes de los servicios. Poco a poco fue convirtiéndose en el creador del electrodiagnóstico y de la electroterapia y se reconoció su pericia clínica y su gran capacidad para analizar los problemas. 

Sus experimentos eléctricos le permitieron concluir que una verdadera sonrisa de felicidad está formada no sólo por el empleo de los músculos de la boca sino también por los de los ojos. Ese tipo de sonrisa se llama sonrisa de Duchenne. Muchos investigadores han sugerido que la sonrisa de Duchenne indica una emoción espontánea y genuina ya que la mayor parte de las personas no pueden contraer a voluntad el músculo orbicular.


No hay comentarios:

Sigue el camino de Mr. Dupin

Pequeño experimento de difusión-influencia:

Sed invitados a leer mi otro blog EL REFUGIO DEL ELFO.

Disponible para su uso todo el año, a partir de la cuasi-desconocida dirección http://refugio-del-elfo.blogspot.com/ de nuestra querida Internet, y formando un pequeño recoveco de la República Bloguesférica.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sociabiliza!!!