viernes, 25 de marzo de 2011

Lamento de una mente analogica en un mundo digital.

Si me pongo a parafrasear a Neruda les digo que puedo escribir el post más triste esta noche, escribir que he visto el efecto de la muerte, y que esta toma curiosas formas de presentarse. Pero no escribiré de eso, lo dejare para otro dia. Quiero escribir acerca de mi mente loca en el mundo de los medicos.

El mundo del estudio de la medicina es el mundo de los items. Items, items, items, todo tiene infinidad de items. Sistematizaciones, escalas, todo se mide en unidades discretas. Si hay un proceso natural, ellos lo estadifican en categorias. Lo continuo se vuelve cuantificable y por lo mismo se simplifica, pero no sin perder algún detalle. Yo lo comprendo mejor como un continuo, aunque comprendo el valor de la categorizacion para los estudios y para encontrar el mejor tratamiento. Pero para entender la patologia prefiero el libro que me da texto y no el manual. Y los estudiantes de medicina aman los manuales...

Ahora bien, mi cerebro no es tan asi. Yo necesito el relato, la historia del continuo primero para luego llegar al proceso digerido. Y que malos son los médicos para relatar... Describir era la cualidad de los viejos genios de la medicina. La certidumbre de sus observaciones, otrora consideradas infalibles, ha llevado sistematizar todo hasta niveles increibles.

Los algoritmos que se plantean suelen ser muy utiles, pero las explicaciones en texto son tan vagas, y tan mal redactadas que resulta imposible discernir alguna situación particular. Hay expresiones ambiguas por doquier. Y no deberia permitirse eso.

A mi me gusta el orden, me encanta la idea de ajustar un paradigma a la realidad. Pero me suelo perder en ese mundo de categorias, estados, probabilidades. Para toda enfermedad cada estudio plantea estadios diferentes. No se usa la misma forma en Nueva York o en Canadá para estadificar la insuficiencia cardiaca. Y aca se adopta indistintamente una y otra. 

Yo digo, tanta tecnologia, tantas comunicaciones... ¿No podemos ponernos un poco de acuerdo?

No hay comentarios:

Sigue el camino de Mr. Dupin

Pequeño experimento de difusión-influencia:

Sed invitados a leer mi otro blog EL REFUGIO DEL ELFO.

Disponible para su uso todo el año, a partir de la cuasi-desconocida dirección http://refugio-del-elfo.blogspot.com/ de nuestra querida Internet, y formando un pequeño recoveco de la República Bloguesférica.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sociabiliza!!!