martes, 24 de mayo de 2011

Leonardo.

No quiero hacerlos pasar por un episodio del Sindrome de Stendhal por lo que no les mostraré ninguna obra de este gran artista y genio de la humanidad. Pero si hablaré de él aunque prometo dedicarme más seriamente al tema en un futuro no lejano. Mi libro actual, Los Cañones de Los Medicis trata de su vida y de su apasionante periodo histórico.

- Y me refiero a Leonardo.

-¿Éste Leonardo? No, mi amigo Mr, Dupin, se está equivocando... Es un crack, pero  no es del que estamos hablando.
-¿Este Leonardo no, verdad?

-No digas pavadas Mr Dupin, ya empezaste de nuevo??? HABLAMOS DE LEONARDO DA VINCI.
-Menos mal, este si es un genio...

Fue un pintor florentino y polímata lo que quiere decir que fue a la vez anatomista, arquitecto, artista, botánico, científico, escritor, escultor,filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta, urbanista, y sobretodo buen chico (para no ser menos que George de la selva). Aparte estoy seguro de que tantos talentos no vienen solos, nuestro amigo Leo tiene pinta de haber sido un excelente volante lateral derecho e izquierdo al mismo tiempo.


Bueno, se hace el cómico ahora este Mr. Dupin... Este gran hombre llegó al mundo en Vinci el 15 de abril de 1452 y falleció en Amboise el 2 de mayo de 1519, a los 67 años.   Frecuentemente descrito como un arquetipo y símbolo del hombre del Renacimiento, genio universal, además de filósofo humanista cuya curiosidad infinita sólo puede ser equiparable a su capacidad inventiva, Leonardo da Vinci es considerado como uno de los más grandes pintores de todos los tiempos y, probablemente, es la persona con el mayor número de talentos en múltiples disciplinas que jamás ha existido.

Dejando de lado este contrapunto bipolar-esquizo-doblementalitario (término que acabo de inventar para mi condición mental del dia de hoy), quiero referirme a una reflexión que aparece en el libro ya citado que me pareció de una realidad impactante. El haber sido formulado hace ciento de años le da a su autor un caracter de visionario único, y que se correlaciona con lo que conocemos de él.

"¿Qué pasa con el poder de la mente? Porque consideremos que, a menos que esté forzada, la pólvora arde con luz y humo, pero sin detonación; pero, cuando es forzada, explota, lanzando grandes piedras o balas de hierro a mil pasos, forzar la pólvora es una idea de la mente; por tanto, la mente tiene fuerza"

"Y podemos preguntarnos si existen formas más grandes que la pólvora... Y si esas fuerzas más grandes son descubiertas, ¿cómo serán usadas, o las usarán los hombres con el fin de destruirse a si mismos? Porque los príncipes son los príncipes, y rara vez son sabios. Por tanto, un hombre (ahora) mata a otro con la espada o con el fuego, ¿pero no podrá una fuerza más grande, un solo hombre, matar a muchos hombres, e incluso destruir ciudaddes o reinos, y esto solo apoyándose en una palanca, como hace el ballestero cuando lanza un disparo? Y, si un hombre tiene a mano esa palanca: ¿es posible que no la use?"

"Yo, Leonardo"*
Como lo hace a menudo Mr. Dupin admira la sabiduria de otros genios presentando las palabras que dejaron al mundo. La cual tiene mucho más contenido que miles de mis palabras.

Un saludo cordial.

* El propio Leonardo firmaba simplemente sus obras como «Leonardo» o «Io, Leonardo» («Yo, Leonardo»), así que la mayoría de las autoridades atribuyen sus obras a «Leonardo» sin el «da Vinci». Es verosímil que se abstuviera de emplear el apellido de su padre porque era un hijo ilegítimo.


5 comentarios:

natsnoC dijo...

Es que de Leonardo se pueden escribir tantas y tantas cosas sin acabar nunca. Genio, visionario, tocado por algo superior. Yo podría vivir mil años y no creo que consiguiera alcanzar su dominio de tantas materias distintas.

Y proféticas palabras, aunque simplemente observando la naturaleza de los hombres nos resulten dolorosamente obvias.

A-B-C dijo...

Simpática entrada, esa forma de escribir con tanto humor de el arquetípico Hombre del Renacimiento me ha gustado. También me ha resultado interesante descubrir tantas cosas nuevas de Leonardo Da Vinci.

Besos,

Miguel Ángel de Móstoles dijo...

ÚNICO.

¡Un placer!

Vir dijo...

Leonardo era un tipo genial, previó muchos inventos futuros. Lástima, podía haberse equivocado en esto último.

maslama dijo...

hola Mr. Dupin;
te vas a reir, uno de mis ídolos de adolescencia fue Pietro Aretino, otro brillante bastardo renacentista. He intentado varias veces escribir un post sobre él pero hasta el momento no lo logré, sale demasiado extenso. Búscalo, es menos conocido que Leonardo, tan genial como él y, como persona, infinitamente más interesante.

besos,

Sigue el camino de Mr. Dupin

Pequeño experimento de difusión-influencia:

Sed invitados a leer mi otro blog EL REFUGIO DEL ELFO.

Disponible para su uso todo el año, a partir de la cuasi-desconocida dirección http://refugio-del-elfo.blogspot.com/ de nuestra querida Internet, y formando un pequeño recoveco de la República Bloguesférica.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sociabiliza!!!