lunes, 9 de mayo de 2011

Presentación y Utopía 1: Zina.


NatsnoC desde su Chez Morera ha tenido la extraordinaria idea de realizar La semana de la Utopía, en la cual me siento realmente encantado de participar. Como verán en el post que dio pie a esta empresa (que por realizarse deja de ser utópica), la RAE define a la utopía como: "Plan, proyecto, doctrina o sistema optimista que aparece como irrealizable en el momento de su formulación". Quizá me equivoque al confundir utopías con sueños, pero yo, que estoy acostumbrado a soñar lo irrealizable, considero a algunos sueños como una suerte de utopía cotidiana. Por lo mismo le concedo un componente subjetivo muy importante al término. Existían las utopías antes de que Moro les pusiera nombre, van de la mano de lo ideal y de su choque con la realidad. Uno tiene una idea, y la considera imposible: utópica dice (quizás por excusa o por realidad)... pero quizá otra persona en otra circunstancia distinta puede llevarla a cabo o al menos no verla como imposible. 


A partir de esto he tenido la idea de resaltar el componente subjetivo (que surge de la relación con la realidad, con la circustancia) que le atribuyo al término utopía. Mi idea es hacer una "encuesta" que trascienda el espacio y conocer en cada caso una utopía. Quizá el tema sea el mismo o al menos el objetivo, creo en los arquetipos, pero la respuesta se articulará con la realidad de quien lo vive. Así esta semana me permitiré el ejercicio de tomar, brevemente, a una situación humana y preguntarle ¿qué es para ti una utopía?

Zina, 6 años. Somalía.

"Tengo hambre, sed, estoy cansada de caminar... Extraño a mi padre, a mi casa ¿Por qué nos pasó esto?Mi madre y yo estamos cansadas, no quiero más caminatas de todo el dia para buscar agua, no quiero esconderme cada vez que escucho disparos ni que nos ataquen más. Tengo frio, me dicen que no debo tenerlo que tengo más que muchos solo porque tengo ropa. Recuerdo cuando vivíamos en la aldea antes de que llegaran los soldados, y recuerdo a la joven que venia a curarnos que me dio el abrigo. Ella hablaba de la escuela, sabia escribir sonidos y tenia libros, nos contaba historias de ellos, de donde ella venia. Yo quiero vivir en ese mundo.  Si me preguntan cuál es mi sueño imposible, te diré que quiero vivir tranquila con mi familia, quiero volver a jugar con mis amigos... Quiero tener mi casa, no tener que sentir frio o hambre. Quiero dormir por las noches sin miedo y despertar a un dia que sea mejor. Quiero aprender, quiero ayudar. Pero es imposible, todo lo de aqui no cambiará..."

Lo que quiero destacar de esta entrada es que quizá yo esté viviendo en la utopía de alguien. Que mi mundo del que me quejo quizá sea el paraíso de otra persona y que no me doy cuenta de ello porque nunca me ha faltado. Porque es algo que veo en los documentales, y por lo tanto"algo que pasa lejos". Que mientras que quien puede en el mundo hacer algo por ella se preocupa de matar a alguien o de producir cosas innecesarias a menor precio, historias como las de ellas sobran. 

Y si, admito que tengo tendencia al depresoidismo y al melodrama pero es lo que salió el primer dia, y puede ser real. Me gustaria continuar con algun post más en la semana.

Saludos. 


10 comentarios:

The Driver dijo...

Mr. Dupin, uno nunca le presta mucha atención a las buenas cosas que tiene, simplemente porque las tiene, es así y así siempre será.
No sé qué es la Semana de la Utopía, pero suena lindo, así me voy a pasar más seguido a leerte.

natsnoC dijo...

Mr. Dupin, cuánta razón tienes en esta entrada y qué bonita te ha quedado, me ha encantado.

Y es que realmente el vivir lo que para nosotros es nuestro día a día cotidiano es una utopía para demasiados.

A-B-C dijo...

Estimado Mr. Dupin, tu entrada me ha hecho llorar un montón quizá porque me duele ver que los niños sufren. Ayer precisamente hablaba con una colega profesional del paraíso perdido y cómo los niños pueden recuperarlo, entre otras cosas, a través de la lectura. Tu entrada me ha recordado todo eso y me ha parecido que eres una persona muy sensible y empática. Y la empatía es una navaja de doble filo, por un lado te ayuda a conectar con el dolor ajeno y a entender otras experiencias pero por otro lado te hace más vulnerable.

Interesante tu reflexión sobre que sólo una pequeña parte de la población mundial vivimos en un mundo utópico para la gran mayoría.

Gracias y espero otras entradas tuyas.

Blog A dijo...

Pues a mi me ha parecido precioso, y esa es la verdadera utopía, algo tan inalcazable, pues nuestra riqueza se sustenta es sus pobrezas. Me sumo a tu utopía.
Un saludo

Layna dijo...

Cuanta razón tienes!! ¿por qué si lo sabemos, si somos conscientes de que estamos viviendo la Utopía de otras personas, lo olvidamos y no lo recordamos dentro de nuestro día a día? Excelente entrada. Feliz semana de la Utopía

Mr. Dupin dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios, ha sido muy agradable ir leyendolos a lo largo del dia...

Un saludo.

Mr. Dupin dijo...

The Driver: Esa es la verdad, rara vez las cosas valen tanto como cuando faltan. Gracias.

natsnoC: Gracias por comentar, me alegra que te haya gustado.

A-B-B: Me emociona realmente haber podido transmitir lo que me pasaba con la historia, y concuerdo contigo la lectura puede ayudar mucho pero hay casos como el que "mostré" en el que es un lujo no permitible. Y concuerdo tambien con lo de la empatía, yo la sufro en mi oficio a diario,vease los post de la señora M.

Blog A: esa es la verdad, lamentable pero cierto. Me alegar ver que se suman a esta utopia, gracias!

Layna: muy feliz dia para ti, me alegro que te haya gustado. Espero que lo podamos recordar más a menudo.

Mr. Dupin: no estoy para nada de acuerdo contigo... ah... soy yo, mal yo... broma jeje... Saludos

Clementine dijo...

Preciosa entrada, Mr. Dupin, y tremendamente real. Yo también me pregunto, cuando veo a niñas como Zina, por qué tienen que ser así las cosas cuando podrían ser de otra manera si quienes tienen el poder de cambiarlas hicieran lo que se debería hacer. Me crea una impotencia terrible porque convertir este mundo en algo bueno para todos no tiene nada de utópico. Únicamente hay que ponerse a la tarea.
Me ha encantado tu entrada. Un beso.

A-B-C dijo...

Hola de nuevo Mr. Dupin. Me expliqué mal, lo de la lectura es lo que comentaba con una amiga para un caso concreto de un niño español que es totalmente distinto al de Zina. Pero me afectó por afectar a la infancia.

Ojalá pudiera Zina satisfacer tanto las necesidades primarias vinculadas con la supervivencia como la necesidad de acceso a la lectura (o educación)

Voy a ver los post de la señora M que imagino estarán entre los blogs que visitas.

Saludos,

Mr. Dupin dijo...

ABC: Comprendo, si en mi pais tambien creo que la lectura daria grandes frutos.

Los posts de la Señora M son estos, son de este blog y surgieron de una paciente de mi sala.

http://lapuertadegondolin.blogspot.com/2011/04/destino-inesperado-el-caso-de-la-senora.html

http://lapuertadegondolin.blogspot.com/2011/05/el-largo-y-sinuoso-camino-la-historia.html

Sigue el camino de Mr. Dupin

Pequeño experimento de difusión-influencia:

Sed invitados a leer mi otro blog EL REFUGIO DEL ELFO.

Disponible para su uso todo el año, a partir de la cuasi-desconocida dirección http://refugio-del-elfo.blogspot.com/ de nuestra querida Internet, y formando un pequeño recoveco de la República Bloguesférica.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sociabiliza!!!